Los estudiantes del séptimo semestre de la carrera de Ciencias Sociales, desarrollan actividades de vinculación en la parroquia Multitud, Alausí, con el fin de promover y contribuir al progreso de su población, desde el ámbito de la Historia y la cultura, para lo cual realizaron un levantamiento de datos técnicos desde su origen como población, digitalizaron su escudo parroquial y elaboraron la letra y música de su himno.

Parte del grupo de estudiantes de séptimo semestre de Ciencias Sociales, con su docente tutor Christian Naranjo, Ph.D.

El proyecto nace de la petición realizada por los pobladores de la parroquia rural, a través del convenio firmado entre la Universidad Nacional de Chimborazo y la Corporación Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador, filial Chimborazo; ante lo cual los estudiantes y su docente tutor se reunieron en dos ocasiones con los moradores de Multitud para generar una charla técnica que concluyó con la elaboración del proyecto de vinculación.

Para la estudiante Mayra Gavilánez, “el reto fue difícil, pero a la vez muy grato, porque aprendimos a convivir con sus habitantes y a descubrir un trasfondo cultural que ellos tienen, como sus costumbres, tradiciones e Historia”, en función de un diagnóstico de las aspiraciones de los multitudinenses, quienes insistieron en la necesidad de investigar sobre sus orígenes y rescatar sus símbolos.

El trabajo intelectual de los alumnos derivó en una propuesta de rescate de los símbolos patrios de Multitud

Mediante entrevistas a los habitantes de Multitud y la generación de fichas técnicas, se confluyó en la creación de la letra y música de su himno parroquial, rediseñar la bandera y el escudo. Lady Erira fue coautora del poema con Mayra, junto a ella “nos reunimos para escribir la letra en base su contexto”, considerando aspectos como la naturaleza, destacando las virtudes y la calidad de su gente.

Por otro lado, Mónica Conde se encargó “de rediseñar la bandera y el escudo, digitalizándolos mediante vectores, y respetando el diseño original, con los colores amarillo y verde, así como las figuras de las plantas de maíz, café y fréjol”; mientras que William Tenemaza informa que su compañero César Manzano, en su calidad de músico profesional, desarrolló las partituras para el piano.

Las propuestas iniciales fueron presentadas en la parroquia, a quienes “les encantó porque era el primer grupo que había trabajado en el territorio y contribuido con algo significativo para el pueblo”; y los resultados terminados serán presentados el 9 de agosto, durante el evento de entrega de productos de vinculación con la sociedad, en el auditorio de Ciencias de la Educación, Humanas y Tecnologías, a partir de las 09H00.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *