Dentro de la agenda del Ph.D. Mauro Cerbino Arturi, consejero del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, en la Universidad Nacional de Chimborazo, el 17 de abril de 2018 presentó a la comunidad universitaria la obra “Por una comunicación del común. Medios comunitarios, proximidad y acción”, como fórmula intelectual para abrir un profundo debate sobre un nuevo modelo de comunicación popular.

El auditorio general de la Unach recibió a estudiantes de Comunicación Social de la Unach y de instituciones educativas de Riobamba

La introducción al análisis fue realizada por el Ph.D. Nicolay Samaniego Erazo, rector de la Unach, quien expresó que la universidad, como institución pública, “apoya una comunicación de servicio a los más necesitados”, siguiendo el ejemplo de los medios comunitarios, que nos permiten comprender “qué está pasando con las brechas educativas, del conocimiento y de la sociedad”.

Rector de la Unach resaltó lo público como un servicio a la sociedad

También intervinieron el Sr. Juan Pérez, director de Escuelas Radiofónicas Populares del Ecuador y presidente de CORAPE, quien desarrolló un análisis histórico sobre el impacto de su medio comunitario en diecisiete provincias de Ecuador; mientras que el Mgs. Hugo Chávez, director distrital de Educación Riobamba – Chambo, expresó su visión de la comunicación, desde la educación ecuatoriana.

Juan Pérez, de ERPE, habló sobre la labor educativa de su medio de comunicación
Hugo Chávez, del Distrito de Educación dio una amplio visión formativa

En la segunda parte del programa, el Eco. Patricio Sánchez Cuesta, decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Administrativas, moderó el análisis del libro, en el cual participaron la Mgs. Marta García Sanabria, la Mgs. María Ávalos Torres, docentes de Comunicación Social; y, la Mgs. Mónica Cárdenas Vela, consultora para el Ceaaces en el proyecto de revalorización procesos editoriales de revistas universitarias, quienes expusieron sus visiones de la propuesta e impacto de la obra.

Mgs. Marta García, durante su exposición
Mgs. María Belén Ávalos, durante su análisis de la obra

Como punto final del encuentro académico, el Ph.D. Mauro Cerbino, enfatizó que publicó “un libro de pelea, de conflicto, es un libro para disentir y criticar radicalmente algunas de las teorías que han estado circulando en nuestras facultades donde se enseña la teoría de la comunicación; y, por lo tanto, este es un primer propósito, una especie de ajuste de cuentas con una parte de los académicos y los teóricos de la comunicación, que tanta influencia tienen en el pensamiento de nuestros estudiantes”.

Ph.D. Mauro Cerbino, desea impulsar el debate sobre el papel de la comunicación del común

El autor expresó que el segundo propósito es identificar “quienes son mis amigos, las personas y las instituciones con las cuales debemos radicalizar un proceso de lucha”, recalcando sobre la necesidad de que la comunicación comunitaria deba proyectarse y profundizarse en el Estado ecuatoriano.

Análisis de la obra, por Marta García Sanabria

Muchas gracias, estimado economista Patricio Sánchez. Muy buenas tardes  queridos presentes, autoridades de la Universidad Nacional de Chimborazo, compañeros docentes, estudiantes, invitados de medios de comunicación y de instituciones educativas que nos visitan y dignifican este evento de singular importancia para la academia, el periodismo y la comunicación de Riobamba, Chimborazo y todo el país. Un saludo muy especial a mis compañeras comentaristas, es para mí un honor formar parte de un panel tan prestigioso, y me permito darle la bienvenida al Dr. Mauro Cerbino, le extiendo un cordial agradecimiento por haber escogido a nuestra universidad para la presentación de una obra tan interesante y constructiva para todos quienes seguimos la pasión por la comunicación y el periodismo.

Este texto lo leí como docente, consciente de que debemos contar con un acervo cada vez más rico y diverso de visiones sobre la comunicación y los enfoques de la investigación, pero sobre todo lo leí como periodista, lo analicé desde el día a día de aquellos quienes vivimos como buscadores de información, y me quedaron fuertes y varios cuestionamientos respecto a la forma en que realizamos nuestro trabajo.

Considero que esta obra debe ser tomada muy en cuenta para replantearnos la manera en que hacemos la comunicación cotidiana, a fin de que tengamos más claro hasta dónde nos mantenemos distantes y narramos los hechos desde el punto de la objetividad, y de qué manera podemos lograr un trabajo que involucre la participación de los protagonistas de las historias en la producción de los contenidos.

Desde la introducción a su libro “Por una comunicación del común”, Mauro Cerbino nos invita a los periodistas a cuestionarnos la función que nos hemos asignado de ser constructores de la verdad; para el efecto, realiza aquí una analogía con las ciencias, desde el punto de vista de que tanto el periodismo como el mundo científico tienen acceso a una realidad que no se encuentra al alcance del observador común.

Esta situación convierte a los periodistas en seres privilegiados en cuanto a la adquisición de conocimiento y les da el poder de dotar a hechos desconocidos y lejanos de familiaridad y cercanía, fenómeno conocido como mediación de la información o creación de puentes.

Otro aspecto de la figura del periodista y de los medios de comunicación que Cerbino critica es la legitimidad a priori del emisor, es decir, la aceptación por parte de la sociedad de las verdades difundidas por los cuerpos periodísticos tan solo por el hecho de provenir de ellos.

Al respecto, compara a la modernidad con la Edad Media en cuanto a la aceptación de la verdad: de tener a Dios como el artífice de la adecuación de la cosa al concepto, se pasa al periodismo como la instancia que tiene la capacidad de construir verdades a partir de la lectura de realidades con las que los observadores no tendrán contacto directo.

A fin de superar este monopolio de construcción de verdades, ejercido según Cerbino por el periodismo y los medios de comunicación comerciales, propone optar por una verdadera comunicación y dejar atrás a la simple producción y difusión de contenidos informativos. De esta manera, el autor invita a desarrollar los aspectos del común, lo dialógico y la coralidad de voces, es decir, la participación de todas las personas interesadas en la producción de los contenidos.

En este punto, Cerbino rescata la técnica socrática de la mayéutica para sugerir una forma más participativa de hacer comunicación. Esta metodología es totalmente opuesta a la aceptación de las verdades transmitidas por los medios comerciales por la legitimidad a priori otorgada a sus contenidos, ya que busca descubrir la verdad a través del debate generado a partir del cuestionamiento de las respuestas que se van dando a determinadas preguntas.

Así, el nuevo conocimiento que surge como resultado de la mayéutica se basa en las experiencias propias y en lo que cada uno lleva dentro, dejando de lado la simple aceptación de verdades mediáticas construidas por los medios comerciales.

En el capítulo I, se cuestionan varias prácticas del Periodismo comercial, tales como la desaparición del determinante espacio-temporal, de la mano de conceptos como la inmediatez de la información y la primicia, el abandono de la cotidianidad debido a la priorización de lo extraordinario para la consideración de lo noticioso, y los criterios en virtud de los cuales los medios eligen los temas que serán objeto de investigación periodística.

A modo de ejemplo, critica la cobertura periodística del terremoto ocurrido en el país hace un par de años, en la región costa. Al respecto, Cerbino denuncia que ante un hecho verdaderamente extraordinario, por las características propias de este fenómeno natural, los medios comerciales han perdido la oportunidad de narrar aquello que le dio el carácter extraordinario al evento en cuestión: la forma en que el terremoto alteró la vida cotidiana, la cual ya no volvería a ser jamás la que alguna vez fue.

En consecuencia, los periodistas somos llamados a no conformarnos con las estadísticas o números sin rostros, las versiones oficiales y opositoras, sino a acudir a fuentes locales, a los protagonistas de lo extraordinario.

En cuanto a la función pedagógica los medios comerciales, Cerbino considera que es de escasa influencia debido a la fugacidad y superficialidad con la cual son expuestas las noticias, en desmedro de los procesos de reflexión y comprensión necesarios para la construcción del conocimiento.

Reconoce que la espectacularización de la noticia se relaciona con la intención de mantener a los espectadores conectados y, por ende, contar con mayor cantidad de consumidores que ofrecer a los patrocinadores.

En este aspecto, Cerbino hace un pasaje por el concepto de “educación bancaria” acuñado por el célebre Paulo Freire, en función del cual el educador simplemente vierte contenidos al educando y los deposita como si éste fuera una caja vacía.

El elemento en común entre este modelo educativo y el periodismo radica en que no se tienen en cuenta los conocimientos previos de aprendices ni espectadores, respectivamente, ni el entorno antropológico que les rodea.

De esta manera, antes que rescatar la historia y construir sobre ella un verdadero conocimiento, el autor considera que se potencia el olvido y se genera el terreno fértil para la explotación mercantil de las relaciones sociales.

Como conclusión, la reflexión que me surge es que los periodistas muchas veces estamos más pendientes de lo que ocurre en el Palacio de Carondelet, en la Casa Blanca o en los barrios de los famosos en Beverly Hills, pero pasamos por alto las historias de superación que puede estar viviendo la vecina que inició un emprendimiento o los problemas de acceso a los servicios básicos que pueden estar padeciendo en alguna comunidad cercana.

Sin ignorar la importancia de los temas macro, tanto nacionales como internacionales, que tienen un indiscutible impacto en nuestras vidas, no debemos dejar de observar nuestro entorno inmediato, así podremos construir un periodismo más sensible, comprometido y conectado con la realidad.

Muchas gracias.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *